9.3 C
Oviedo
2022.11.27
retroLEL
Image default
Búsquedas finalizadas Investigación

Recuperando Ogerox

Ogerox, el «juego perdido» de Micro Hobby, finalmente ve la luz.

Los lectores más asiduos de la revista Micro Hobby recordarán un cursillo de programación publicado durante 5 números, en el que las explicaciones eran acompañadas de varios programas de ejemplo basados en el código de un juego de Spectrum llamado Ogerox, creado por Alberto Elices Vallejo, Roberto M. Oliva y Javier Elices Vallejo, que en teoría podría ser compilado al final del curso… aunque en la práctica ya nos demostró Ignacio Prini (alias Neil Parsons) en su web Proyecto Basic ZX que esto resultaría imposible de hacer, al no haberse llegado a publicar parte de los listados.

Tras ponerme en contacto con Roberto, el grafista del juego, éste me confirmó que aún guardaba una copia en cassette y, una vez la consiguió localizar, me envió una grabación de su contenido… aunque ya me advirtió de antemano que habría dificultades a la hora de crear un TZX a partir de ella.

Y, en efecto:

Echando un vistazo al archivo WAV, resultaba claro el motivo de los errores:

Más que tratarse de daños físicos en la cinta, daba más la sensación de que se hubiera desmagnetizado en ese punto (¿tal vez al utilizar algún reproductor antiguo?). Así que, con algo de paciencia, probé a ir normalizando la forma de onda para que siempre pasase por el centro, en caso de que aquellos bits no se hubiesen perdido del todo…

Y tras probar el arreglo… ¡prueba superada!

La pantalla ya carga sin errores (con lo que queda comprobado que su checksum es correcto) y tras ella el resto de bloques, que ya quedan todos ellos perfectamente preservados.

El juego

Hert no se podía imaginar con lo que se iba a encontrar cuando se presentó como voluntario a la arriesgada misión de encender el gran fuego. Según la leyenda, el campamento vivió épocas de gran esplendor cuando el fuego con su calor retenía a los males…

Pero nadie reparó en aquel día en que unos vientos huracanados se acercaron al valle del campamento y apagaron el gran fuego, quedando los males libres. El desastre se adueñó de aquel inofensivo campamento durante mucho tiempo. Un día, un joven proviniente de la gran ciudad se acercó al campamento y se ofreció voluntario para encender el gran fuego. En él se pusieron todas las esperanzas… Ahora, ese joven llamado Hert eres tú y tienes que encender el gran fuego, porque si no, bien podrías ser pasto de las llamas del mal.

El objetivo a grandes rasgos es el de encender el gran fuego, para lo cual hay que hacer algunas cosas primero… Hay varias llaves que abren las correspondientes puertas, cuya cerradura es la misma llave que la abre parpadeante. En cada pantalla hay tres enemigos que nos restan energía al tocarnos y siguen trayectorias definidas. No siempre es fácil evitar que nos rocen, pero tenemos bastante energía.

Con unos controles muy al estilo Phantomas (arriba y abajo para saltos largos y cortos, respectivamente), contamos con una barra de energía para superar todas las pantallas sorteando a los enemigos en la medida que podamos, o más bien encontrar la forma de la que nos quiten la menor cantidad de energía posible, ya que en muchas ocasiones resultarán imposibles de esquivar. La barra espaciadora nos será bastante útil en según qué situaciones, ya que nuestro protagonista podrá quedarse atrapado cuando caiga en algunas trampas (algo que, si no tenéis cuidado, ya podréis comprobar en la primera pantalla).

Aparte de obtener todas las llaves que encontréis para utilizar en los cerrojos, también habrá que recoger la leña y las cerillas, así como encontrar el lugar adecuado donde encenderlas (de forma automática una vez que os encontréis en el sitio adecuado).

La pega de esta versión del juego es que resulta imposible de terminar tal cual, dado que uno de los enemigos de la última pantalla provoca que el último candado no se materialice, con lo que también desaparecerá la puerta necesaria para salir y concluir la misión.

Para solucionar esto y de paso facilitar un poco las cosas, tendréis que cargar el juego con MERGE»» y, antes del RANDOMIZE USR, introducir el siguiente POKE que limitará el número de sprites simultáneos a 3:

POKE 59942,3

De esta manera y con un poco de maña, podréis llegar a contemplar el final del juego, en el que curiosamente se nos proporciona una clave para utilizar en su secuela. ¿Llegaremos algún día a ver Ogerox II? Seguramente no, pero cosas más raras se han visto.

Trucos

Otros POKEs publicados en la revista:

POKE 61506,201 Energía infinita
POKE 59942,n   Número de sprites (1-4)
POKE 62332,201 Tiempo infinito
POKE 61792,201 Sin sonido

Walkthrough

Aquí tenéis un walkthrough completo del juego (con el límite de 3 sprites simultáneos), por si os pica la curiosidad pero no tenéis a mano algún emulador o Spectrum en el que probarlo:

Descarga

Aquí tenéis un enlace temporal al TZX del juego, ¡a jugar y a compartir!

http://www.filedropper.com/ogerox

Muchas gracias a Roberto Oliva por localizar la cinta, cedernos la grabación y permitirnos compartir el juego con vosotros.

Related posts

CONSEGUIDO: Super Rius del Club Super3

ICEknight

Dreamcast Digital Presskit (Nürnberger Spielwarenmesse 1999)

ICEknight

CONSEGUIDO: RENAULT After Sales (Spectrum)

ICEknight

3 comments

raulo paciello 2020.12.25 at 19:37

¡excelentes gráficos!

Reply
El programa completo “Ogerox”, recuperado por RetroLel | Proyecto BASIC ZX 2020.12.25 at 22:25

[…] feliz. Todos los detalles de cómo han conseguido recuperar “Ogerox” los tenéis en su página web.     En cada ficha de “Ogerox” subida al blog por partes (del 1 al 5), aún […]

Reply
pepe 2020.12.26 at 10:02

Fenomenal, fantastico, mis felicitaciones por recuperar la obra

Reply

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: